REFLEXIONES Y DEVOCIONALES

ÁMATE A TI MISMO

 Amarás a tu prójimo como a ti mismo. Mateo 22:39 RVR60

Esta es una orden divina: Ama a Dios, pero ámate también a ti. Si no te amas a ti mismo, no podrás amar a los demás. Pero, amarse a sí mismo con equilibrio resulta difícil, después de la entrada del pecado en este mundo. Parece fácil pero no lo es; implica reconocerte en condiciones de ser querido tal como eres.

El pecado hace dos cosas terribles: te lleva a creer que eres el centro del universo o hace que te sientas sin ningún derecho de ser feliz. Existe mucha gente, generalmente en los jóvenes, que cuando se mira en un espejo no puede evitar compararse con los demás, cree que no vale nada y que no sirve para nada. Lastimosamente, eso es lo que aprendió desde su niñez, con la ayuda de padres exigentes (no son todos) que le enseñaron a compararse con los demás o hacer comparaciones.

Lo triste de todo esto es que: el cuerpo expresa constantemente lo poco que te quieres con malestares y enfermedades. Los problemas de relación, también son una evidencia de falta de autoestima, porque lo que haces contigo mismo lo haces también con los demás. Gente querida que vive a tu lado, termina siendo víctima de tu frustración y tu descontento. Si no te amas a ti mismo, cómo estarás siempre conforme, disfrutando de la vida y valorizando a los demás?

Tu vida se transformará en un calvario de calamidades y en una cadena de errores, fracasos que te harán sentir miserable. Todo lo que parece estar mal a tu alrededor es resultado de un proceso autodestructivo, de una forma de pensar negativa que solo crea problemas.

Pero, la buena noticia es que Jesús vino a este mundo no solo a morir por tus pecados, sino también a devolverte el equilibrio de tu valor, recuerda: eres la imagen y semejanza del Dios Trino. Ama a Dios con todo tu corazón y el resultado natural de esa entrega será tu propia valorización.

Enfrenta las luchas de un nuevo día, por dondequiera que vayas valoriza a las personas, reconóceles la dignidad, enséñales a crecer. Ámate a ti mismo y proyecta en los demás la gratitud que sientes en tu corazón, porque Dios te amó primero.

Por: Rafael Reyes

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Únete a otros 961 seguidores

Blog Stats

  • 290.715 hits

MI DEVOCIONAL DIARIO

febrero 2012
D L M X J V S
« Ene   Mar »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
26272829  

SIGUEME EN TWITTER

  • RT @PastorCashLuna: El gran amor del Señor nunca se acaba, y su compasión jamás se agota. Cada mañana se renuevan sus bondades; ¡muy grande…https://twitter.com/RaphaReyes 1 week ago
  • RT @adrian_intrieri: Si llevamos agua porque así lo dice nuestra tradición, no te preocupes que Jesús lo convierte en vinohttps://twitter.com/RaphaReyes 3 weeks ago
  • RT @castesalva: Y por qué ni uno de los candidatos llegó a El Salvador del Mundo a decirles que no se vayan?https://twitter.com/RaphaReyes 1 month ago
  • RT @waplicano: Todos tenemos la invitación de parte de Dios de estar en Transición. Proverbios 4:18 dice: "Mas la senda de los justos es co…https://twitter.com/RaphaReyes 1 month ago

BUSCA TAMBIEN:

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: