función del portero

Esta etiqueta está asociada a la entrada 1

SÉ UN PORTERO

Los escogidos como porteros fueron un total de doscientos doce. En sus aldeas se encuentran sus registros genealógicos. David y Samuel el vidente les asignaron sus funciones. Los porteros y sus hijos estaban encargados de custodiar la entrada de la tienda de campaña que se usaba como templo del Señor. 1ro Crónicas 9:22-23 Nueva Versión Internacional

Muchas veces se nos dice que debemos escuchar a Dios y amarlo con audacia. En pasaje que leíste hoy, ves que había algunas personas que tenían la función de ser “porteros” en el templo. Este trabajo requería de una clase especial de personan, alguien que realmente amara a Dios y tuviera mucha confianza en él.

Un “portero” es alguien que se para a la puerta o a la entrada y decide quién va a entrar y quién no. Los porteros tenían que ser personas confiables, a fin de asegurarse de que solo aquellos que honrarían a Dios y a su casa podían entrar a la casa del Señor. También tenían la llave para abrir la casa de Dios, para que entraran los que querían adorar a Dios.

Como seguidor de Jesús, tú también eres un portero. Tus acciones son una gran llave para lo que la gente piensa sobre los cristianos, la iglesia y aun Jesús mismo. Como portero tienes el privilegio tanto de servir a Dios como de ayudar a la gente a encontrar la puerta para una relación con Él. La forma en que trates a los demás, la forma en que vivas tu vida y muestres tu fe en Dios, hará una gran diferencia en la manera en que la gente vea a Dios.

Los porteros en los dias de Israel eran tratados con respeto y honor; eran admirados por todos y todos les tenían confianza. Del mismo modo, Dios quiere usarte para traer gente a su reino. Como el apóstol Pablo le escribió a su “hijo en la fe” Timoteo: «Que nadie te menosprecie por ser joven. Al contrario, que los creyentes vean en ti un ejemplo a seguir en la manera de hablar, en la conducta, y en amor, fe y pureza» 1ra. Timoteo 4:12

1.- ¿Qué sientes acerca de ser un “portero” para Jesús? ¿Te asusta el llevar una responsabilidad tan grande? Recuerda que Dios no te ha dejado solo como portero. Él ha prometido estar contigo, dándote el poder y el amor para ser “un portero increíble!
2.- Piensa en una persona -en tu escuela, barrio o familia- que necesita ver a Dios. ¿Cuál es una manera en la que puedes ayudar a esa persona específica, viviendo como un “portero”?
3.- Trata de orar todos los días durante toda una semana por esa persona en particular y mira lo que Dios hace.

Tomado de: Devocional Semanal, Biblia G3 de Crecimiento Juvenil, Nueva Versión Internacional. Pág. 533

Únete a otros 982 seguidores

Blog Stats

  • 52,176 hits

MI DEVOCIONAL DIARIO

agosto 2014
D L M X J V S
« ene    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  

SIGUEME EN TWITTER

BUSCA TAMBIEN:

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 982 seguidores

%d personas les gusta esto: