eres hijo de Dios

Esta etiqueta está asociada a la entrada 1

YA NO ERES ESCLAVO

Así que ya no eres esclavo, sino hijo; y si hijo, también heredero de Dios por medio de Cristo. Gálatas 4:7 RVR60

La mente pecaminosa del ser humano ha desfigurado el carácter divino. La tradición le ha hecho creer que Dios es un ser de rostro serio y ceño fruncido, sentado en un trono de santidad con una vara en la mano, vigilando y esperando obediencia estricta de todos los súbditos. “Inclínate delante de Él, como el esclavo delante de su señor”, le ha ordenado durante siglos. Y el ser humano lo ha creído y ha vivido con miedo de Dios.

El ser humano ha tratado de aplacar la ira de su “señor” con penitencias, peregrinaciones y sacrificios. Se ha arrastrado delante de Él como criatura indigna, cargando por mucho tiempo la “religiosidad desprovista de la gracia divina.”

Lo peor que el pecado consiguió fue desfigurar el amor divino, pensar que debes presentarte delante de Dios como un ser rencoroso y vengativo; te hace huir, esconderte, anularte; como Adán y Eva en el jardín del Edén después del pecado. Desesperados y vacíos, intentando cubrir su desnudez con unas miserables hojas. Aquella triste tarde, Dios se presentó en el Jardín buscando a sus hijos amados, pero el pecado gritaba dentro de ellos: “No eres hijo, eres esclavo”

El pasaje bíblico de hoy trae la más extraordinaria noticia que alguien pudiera escribir: ya no eres esclavo de nadie, no necesitas serlo; el Señor Jesús pagó el precio de tu rescate, si Cristo te libera eres libre en verdad, conocerás la verdad y la verdad te hará libre, donde está el Espíritu de Dios ahí hay libertad. Si crees la promesa divina, ya no eres esclavo, eres hijo de Dios y heredero de la promesa.

Tus culpas han sido perdonadas, no necesitas vivir huyendo, ni escondiéndote; el Señor Jesús te da el derecho de reclamar la promesa y de vivir como hijo del Rey.
Por eso este día, levanta la cabeza; deja que el Sol de justicia ilumine tu ser. No tienes que vivir como si le debieses algo a la vida; no existe motivo para que te sientas esclavo. El Señor Jesús cargó el peso de tu culpa en el calvario Él te libertó. Por lo tanto, no hay diablo, no hay demonio que pueda atormentar tu vida si tienes viviendo al Victorioso dentro de ti.

Por: Rafael Reyes

Únete a otros 980 seguidores

Blog Stats

  • 49,835 hits

MI DEVOCIONAL DIARIO

agosto 2014
D L M X J V S
« ene    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  

SIGUEME EN TWITTER

BUSCA TAMBIEN:

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 980 seguidores

%d personas les gusta esto: